Castellano

Dokumentu Fondoa

- Según Normativa ISAD (G) a nivel de Fondo -

Los elementos de la descripción se agrupan en siete áreas:

 1.- ÁREA DE IDENTIFICACIÓN

 2.- ÁREA DE CONTEXTO

 3.- ÁREA DE CONTENIDO Y ESTRUCTURA

 4.- ÁREA DE ACCESIBILIDAD DOCUMENTAL

 5.- ÁREA DE DOCUMENTACIÓN RELACIONADA

 6.- ÁREA DE NOTAS

 7.- ÁREA DE CONTROL DE LA DESCRIPCIÓN

 


1.- ÁREA DE IDENTIFICACIÓN

Código de Referencia: AMUA
Título: Amezketako Udal Artxiboa
Fechas extremas: 1409 - 1847
Nivel de descripción: Fondo
Extensión y soporte: 84 cajas / 1207 unidades documentales

Igo

2.- ÁREA DE CONTEXTO

Nombre del productor: Ayuntamiento de Amezketa

Historia institucional:

Las primeras noticias del valle en el que posteriormente se crearía la villa de Amezketa nos las ofrece Pablo de Gorosabel cuando cita un documento de Sancho Garcés III de Navarra, "Sancho el Mayor", datado en el año 1027 (Archivo Catedralicio de Pamplona, Libro Redondo, fols. 51rº-52vº -y que algunos investigadores ponen en duda su autenticidad-) en el que se establecen los límites del Obispado de Pamplona y se hace mención del valle de "Ozue", identificado con el que posteriormente se denominará "Bozue", valle donde se asienta Amezketa.

A partir de los siglos XII y XIII en toda Gipuzkoa se produce un importante desarrollo demográfico y agrícola dando lugar al nacimiento y desarrollo de aldeas. Sin abandonar su dedicación a la ganadería, los pobladores de la montaña bajarán a los valles y comenzarán a realizar labores agrícolas en tierras llanas dando lugar a un asentamiento más estable. El caso de Amezketa será otro ejemplo en el que la ganadería adquiere un papel aún preponderante condicionada en todo momento por el aprovechamiento de los montes y pastizales de Enirio y Aralar, siendo así que, desde la Edad Media hasta la actualidad, la Unión de Bozue ha mantenido su cohesión como elemento estructurante de la explotación ganadera y montes de las poblaciones de la zona. En sus inicios dicha Unión se estructuraba en dos grupos: por una parte se encontraba Bozue Mayor o Unión de Amezketa formada por: Amezketa, Abaltzisketa, Orendain, Ikaztegieta y Baliarrain; y por otra, Bozue Menor o Unión de Villafranca conformada por las localidades de: Altzaga, Arama, Ataun, Beasain, Gaintza, Itsasondo, Lazkao, Legorreta, Ordizia y Zaldibia. Las Uniones mantuvieron su cohesión y su particularidad institucional aún cuando la "universidad de Amezqueta" tal y como hicieron otras 25 "universidades" de la zona, se adhirió por propia voluntad a la jurisdicción de Tolosa, en 1374. Es precisamente éste el primer documento que ofrece absoluta fiabilidad respecto a la mención de la que posteriormente será villa de Amezketa.

Tanto la institución de las "Uniones" como la inclusión en la jurisdicción de Tolosa obedecían, en cierta medida, a la voluntad de contrarrestar el poder de los Parientes Mayores de la zona, principalmente, el de la familia y solar de los Señores del Palacio de Amezqueta de quienes se tiene noticia desde mediados del siglo XIV. Así, si bien en el año 1400 Enrique III otorgó el aprovechamiento de las tierras de Enirio y Aralar al Señor de Amezqueta, en 1409 hubo que pactar un convenio entre Juan de Amezqueta y las dos Uniones pues éstas protestaron ante la anterior concesión.

Durante el siglo XVI, se producirán conflictos territoriales y jurisdiccionales que tendrán por resultado la segregación de varios territorios de la villa de Tolosa a principios del siglo XVII; a partir de estas segregaciones, estos territorios pasarán ya a denominarse "villas" adquiriendo un grado institucional y una autonomía superior a las anteriores "universidades" o "colaciones". Estos cambios afectarán también a Amezketa que obtiene del rey Felipe III el otorgamiento de tierra y jurisdicción propia como villa en el año 1615 a cambio de 2.630.262 maravedíes.

Desde mediados del siglo XVII la corporación local de Amezketa contará ya con más competencias de gobierno. Creará ordenanzas, tendrá capacidad para ejercer de autoridad judicial, regulará el comercio, la educación, la sanidad... A su vez, la corporación se encargará de administrar los bienes propios concejiles así como de llevar a cabo la gestión de los ingresos y gastos. La gestión de las cuentas, al finalizar el año, era supervisada por la Diputación y el Corregidor dando entonces su aprobación o no. Este control se hacía para todos los pueblos de la provincia así como las demás poblaciones del Reino. Las principales fuentes de ingresos eran las rentas que producían los bienes propios concejiles, bienes propios que se resumen en el arrendamiento de casas, montes y terrenos con castañales y robledales.

Historia archivística:

Después de la creación de la Unión de Bozue a partir de la Baja Edad Media y cuyo radio de acción afectaba a varias poblaciones del valle, el desarrollo administrativo y burocrático del siglo XVI dará lugar a la producción de una importante documentación, siendo los escribanos los encargados de tramitarla y gestionarla. Posteriormente, una vez creado el gobierno propio de Amezketa, se producirá una documentación más precisa. Cuando un escribano cesaba su actividad, la documentación que había producido se unía al conjunto de documentos de la corporación local que originalmente y como práctica habitual, se custodiaban en los templos parroquiales por considerarse los lugares más seguros a salvo del pillaje y de posibles incendios.

Amezketa no era una excepción. Desde que se tiene conocimiento, el archivo producido a través de los siglos en la actividad ordinaria de la corporación municipal ha estado guardado en buenas condiciones en la Parroquia de San Bartolomé. En marzo de 1981, con motivo de la concentración de fondos históricos parroquiales en el Archivo Diocesano de San Sebastián, se trasladaron desde la Parroquia al citado Archivo en San Sebastián y allí se custodiaron hasta el 29 de julio de 2010, día en el que se entregó al Ayuntamiento por mandato del Sr. Obispo D. José Ignacio Munilla, una vez catalogado todo el fondo por Marta Goikoetxea y Mikel Larrañaga (técnicos de la empresa Fitbak) siguiendo las normas internacionales de descripción archivística multinivel ISAD(G) bajo la dirección de José Ángel Garro, Archivero General de la Diócesis de San Sebastián.

Forma de Ingreso:

El Archivo histórico municipal de Amezketa es un fondo cerrado, integrado por 84 cajas y, concretamente, por 1207 unidades documentales; fue custodiado en la Parroquia de San Bartolomé, pasando después al Archivo Histórico Diocesano de San Sebastián y, en virtud del mandamiento del Sr. Obispo D. José Ignacio Munilla, en fecha 29 de julio de 2010 se entregaron a perpetuidad al Excmo. Ayuntamiento de Amezketa.

Subir

3.- ÁREA DE CONTENIDO Y ESTRUCTURA

Alcance y contenido:

Este fondo documental histórico está compuesto por el conjunto de documentación producida y recibida por el Ayuntamiento en el ejercicio de su actividad secular. Ello ha dado lugar a la producción seriada de una parte de la documentación en determinadas materias conservándose documentación desde el siglo XVI hasta el XIX. Los documentos proporcionan la información fundamental para el estudio del gobierno y la administración del municipio de Amezketa desde la Edad Moderna hasta el año 1847, data del último documento que conforma el fondo histórico entregado.

La parte más extensa de la documentación es la referente a la sección de Gobierno, donde se incluyen los expedientes judiciales, tanto criminales como civiles, que formaban parte de las funciones judiciales de la alcaldía. En ellos se contiene abundante información relativa a los naturales de la villa y sus dinámicas sociales, así como a las principales actividades de éstos: la agricultura, la ganadería, el aprovechamiento de los montes y el comercio o la compraventa asociada a ellas. Las disposiciones recibidas de diversas instancias supramunicipales de poder junto a los documentos referentes a la fundación de la villa y su jurisdicción constituyen otros corpus documentales importantes de esta sección.

Es menester reseñar, en el apartado de Administración, los documentos relativos al patrimonio de personas particulares, especialmente expedientes de bienes y censos, así como los servicios jurídicos, donde se incluyen los pleitos de la propia villa como institución.

En lo que a Servicios se refiere, destaca la documentación vinculada a los aspectos agropecuarios e industriales -montes y ganadería, minas de Aralar, etc.-, pero, en relación al volumen documental, merecen especial mención, por una parte, el apartado relativo al orden público y la seguridad ciudadana, y por el otro, el relativo al servicio militar y al ejército; este último incluye documentación relacionada con las contribuciones de guerra, suministros y servicio de bagajes que se inscribe en el contexto de los conflictos armados de la Guerra de Convención (1794), la Guerra de la Independencia (1808-1813) y las Guerras Carlistas (1833-1876).

Por último, en el apartado de Hacienda se consignan los registros de las cuentas de los tesoreros de la villa, que abarcan -con unas pocas lagunas- el arco cronológico entre los años 1623 y 1837. Es reseñable también la documentación referente a las subastas públicas y la referente a las propiedades de la villa y de los particulares así como la tributación impuesta en ellas.

Igo

4.- ÁREA DE ACCESIBILIDAD DOCUMENTAL

Condiciones de acceso:

La consulta de los documentos originales es, en principio, libre y gratuita.

Condiciones de reproducción:

La copia reprográfica directamente de los originales está igualmente restringida para evitar el deterioro de estos valiosos documentos.

Lengua y tipo de escritura:

Predominan los documentos escritos en lengua castellana, algo habitual en el periodo histórico correspondiente a esta documentación. El tipo de escritura abarca desde las grafías góticas cursivas -cortesana y procesal- hasta la humanística.

Igo

5.- ÁREA DE DOCUMENTACIÓN RELACIONADA

Documentación Asociada:

Este fondo documental histórico de Amezketa está formado por documentación original que, desde tiempo inmemorial y hasta el momento de su transferencia al Ayuntamiento de la villa, ha estado custodiado en la Parroquia de San Bartolomé.

Unidades de descripción relacionadas:

Puede encontrarse documentación relacionada con el municipio de Amezketa en los siguientes Archivos y Centros Documentales:

  • Archivo Histórico Diocesano de San Sebastián (Archivos parroquiales)
  • Archivo General de Gipuzkoa (en Tolosa)
  • Archivo Diocesano de Pamplona
  • Archivo General de Navarra
  • Archivo Histórico Nacional de España
  • Archivo de la Real Chancillería de Valladolid
  • Archivo General de Simancas
  • Irargi - Centro de Patrimonio Documental de Euskadi
  • Archivos municipales guipuzcoanos (Asteasu, Azkoitia, Azpeitia, Beasain, Bergara, Hernani, Hondarribia, Legazpi, Oiartzun, Oñati, Ordizia, Errenteria, Segura, Tolosa, Urretxu, Zumarraga..)
  • Archivo del Ayuntamiento de Salvatierra / Agurain
  • Archivo de la Casa de Juntas de Gernika
  • Archivo de la Real Colegiata de Roncesvalles (Navarra)
  • Archivo Histórico de Loyola P.P. Jesuitas
  • Archivo de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País
  • Archivo del Nacionalismo Vasco
  • Archivo de Euskaltzaindia - Real Academia de la Lengua Vasca
  • Archivo de la Casa de Zavala
  • Archivo de la Casa de Churruca - Condes de Motrico

Igo

6.- ÁREA DE NOTAS

Es de destacar que de entre las 1207 unidades documentales catalogadas el documento de referencia más antiguo data de 1409 (Sig.: 0067/009).

Igo

7.- ÁREA DE CONTROL DE LA DESCRIPCIÓN

Indicación del Archivero:

La catalogación tanto en soporte papel como informático –File Maker 11- del presente fondo documental se ha realizado bajo la dirección de D. José Ángel Garro, Archivero General de la Diócesis de San Sebastián, en cumplimiento del mandato de entrega al Ayuntamiento de Amezketa dispuesto por el Sr. Obispo D. José Ignacio Munilla con fecha 17 de marzo de 2010.

Reglas o convenciones:

El archivo ha sido catalogado en su totalidad conforme a la Norma Internacional General de Descripción Archivística, ISAD (G) redactada por el Comité de Normas de Descripción del Consejo Internacional de Archivos (Estocolmo, 19-22 de septiembre de 1999) y presentada en el XIV Congreso Internacional de Archivos (Sevilla, 21-26 de septiembre del 2000).

Igo